Search

El asesino caníbal de Idaho: la policía cree que se comió partes de su víctima para "curarse"

James David Russell, de 39 años, fue acusado el pasado mes de septiembre de matar a un hombre de 70 años en Idaho USA y ahora también por canibalismo, ya que supuestamente declaró que comerse a la víctima podía “curar su cerebro”, como se refleja en documentos policiales.

Los fiscales del condado de Bonner tuvieron que modificar la denuncia penal días después cuando las autoridades encontraron el cuerpo de la víctima, David Flaget, maniatado con cinta adhesiva y sin partes del mismo en la camioneta del acusado, como recogió Fox News de Bonners Ferry Herald.

Los investigadores incluyeron en su declaración jurada que el acusado podía haberse comido las partes que faltaban en el cuerpo: uno de los testículos de Flaget, su pene y una parte del muslo que se extrajo de su cuerpo.

Antes de ser arrestado, el supuesto asesino huyó de las autoridades y se atrincheró en un garaje. Según declaraba el detective del condado de Bonner, Phillip Stella, “no fue la escena del crimen más sangrienta, pero es más psicológico, '¿qué diablos está pasando aquí?' Y '¿por qué estoy recogiendo pedazos?' Es un camino por el camino oscuro que no vemos muy a menudo."

El detective también declaraba entonces que "hay muchas facetas que ciertamente nunca conoceremos".

Hallaron tejido del cuerpo de la víctima en la vivienda de Rusell

Los investigadores también accedieron a la vivienda de Rusell, con una orden de registro, e incautaron un microondas, dentro un tazón de vidrio con un tejido ensangrentado, así como también lo estaba un cuchillo. La autopsia realizada el 13 de septiembre revelaba que el tejido formaba parte del cuerpo.

El detective también explicó al medio que "Flaget tuvo varios enfrentamientos similares a conflictos con Russell, que contó a su familia”. "La familia tenía suficientes señales de advertencia de que el Sr. Russell era un peligro para él o para los demás", declaraba.

Documentos judiciales también explican que, en mayo, mientras Rusell estaba recibiendo ayuda psiquiátrica en un hospital de California, supuestamente le contó a su familia que quería "cortar trozos de su piel con un cuchillo" para "curar su cerebro".

Está programada una audiencia para revisar el estado del caso para el 28 de diciembre.


329 views0 comments